Desilusión naranja

Entre el calor de los focos y el paulatino ascenso de los escrutinios, los militantes de Ciudadanos permanecían prudentes frente a los resultados en el Hotel Senator Parque Central de 4 estrellas situado en la Plaza Manuel Sanchis Guaner en Valencia. 

Mientras que el PP ha ganado las elecciones con 122 diputados, Ciudadanos ha sido la cuarta posición con 40 diputados. En segundo lugar encontramos a PSOE, la gran sorpresa de la noche, con 91 diputados y Podemos sería la tercera fuerza con 69 diputados. La sociedad ha sido conservadora y costumbrista, nuevamente Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español vuelven a ser las fuerzas más votadas en España. 

Carolina Punset, portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, resumía en una palabra el sentimiento de todos los presentes: prudencia. Un efímero levantamiento de cejas junto con un suspiro, era la expresión de la gran mayoría de los que quieren a Albert Rivera como presidente de España durante cuatro años decisivos para todos los ciudadanos. Había más preocupación por los puntos que subía y bajaba Podemos, que la permanencia del Partido Popular como primera fuerza, otra vez. 

Entre los canapés se colaban pequeñas muecas de nerviosismo. Cada voto cuenta para el futuro de nuestro país. Voto tras voto, Ciudadanos ha alcanzado 40 escrutinios, algo esperado por los militantes que aseguraban alcanzar al menos esa cifra. Pero, “la gente ha preferido la muerte que el susto” afirmó rotundamente un apoderado. 

Ilusión, esperanza y cambio eran las palabras que rondaban entre las calles del país. En cambio, podemos decir que en la sede de Ciudadanos no había sitio para estas, pero sí para la prudencia, la incredulidad y el nerviosismo. Los votantes naranjas estaban confiados, con razones, ya que el CIS barajaba la posibilidad de que tuvieran entre 63%-66%. Por tanto, todos los electores sentían una profunda desilusión y una acentuada indignación.

No se lo creían al principio, sus caras lo decían todo. Se animaban entre ellos con viejas expresiones como “Va, alegra esa cara, que aun queda mucho” o “Vamos a sacar más. Es imposible”. Pero la realidad era firme y no compatible con las encuestas realizadas a lo largo del tiempo por diversos medios de comunicación. “Esto ya lo hemos sufrido y vivido, ¿realmente va a pasar otra vez?” comentó un militante mientras asumía que el partido de Albert Rivera poco podía hacer con el 90,9% de votos escrutados. 

Aplausos con caras de decepción cubrían la sala del hotel mientras comparecía Albert Rivera en Madrid. Toni Cantó, número dos de Ciudadanos, y Albert Rivera, líder del partido, han considerado que “a partir de mañana se hará política”. El “partido del centro”, asignado así por los dirigentes naranjas, piensan que desde la oposición pueden cambiar las cosas. Dentro de los nefastos resultados, han sacado el lado positivo. 

image
La gente entusiasmada por las palabras de Albert Rivera tras ver los resultados. -Fuente: propia.
image
Carolina Punset: "Hay que ser prudentes, son encuestas no escaños" afirmó antes de ver los resultados finales. -Fuente: propia
image
Entrada al Hotel Senator Parque Central de Valencia donde estaba la sede de Ciudadanos. -Fuente: propia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s